Peregrinación

Camiño de Santiago

Especialistas profesionales con experiencia e historiadores le acompañan, asesoran y organizan su peregrinación, adaptandose con flexibilidad a intereses y posiblidades.

En el año 813, durante el reinado de Alfonso II “el Casto” y el imperio de Carlomagno, se produce el histórico descubrimiento de la “Arcis Marmaricis” con los restos de uno de los tres más relevantes apóstoles de Jesús. Las noticias pronto vuelan por toda la Cristiandad, y el “Campus Stellae” pronto se convierte en el punto de referencia universal de peregrinos y caminantes de toda época y lugar. Roma y Jerusalem comparten con Santiago el atractivo de los fieles, pero ninguna de ellas ha constituído Camino para alcanzarlas. Hacer el camino es viajar por el tiempo y viajar al interior de uno mismo. Hay muchas formas de alcanzar Santiago, pero ninguna de ellas como a través del Camino de Santiago. Los caminos que llevan a Santiago son varios.

CAMINO FRANCÉS. El mundialmente conocido. El transitado por Gondescalc, obispo de Le Puy en el siglo IX. Parte de diferentes lugares de la tierra de los francos. Atraviesa los Pirineos y desde Puente la Reina guía a los peregrinos hacia el “finisterre” celta. Tierras de Navarra y Castilla, románico de San Martín de Frómista, León centurión romano, Ponferrada, hasta Villafranca del Bierzo, ya en la Galicia histórica y Puerta del Perdón. Como San Giraldo de Bergerac subimos hacia el pico de O Poio, cima del Camino en Hispania. Antes habremos pasado por la sagrada Pedradita de O Cebreiro, hogar del Santo Grial galaico. Triacastela y Samos, eminente cenobio de San Brandila en un lugar que ha superado el tiempo, como su ciprés. Sarria, a tan sólo una centuria de kilómetros de la tumba de Santiago Zebedeo el Mayor. Portomarín es puente sobre el padre de los ríos gallegos y centinela santiaguista mitad monje, mitad guerrero. Melide es cruceiro de granito y pulpo en tierra de aguardiente y quesos. Palas de Rei nos indica el fín de etapa del Codex Calixtinus de Aymeric Picaud. Tras el bosque animado, Arzúa nos anuncia Lavacolla, donde el peregrino se acicala para presentarse dignamente ante el “Hijo del Trueno”. Finalmente, Monxoi, el monte donde se experimenta el gozo de la primera visión de las torres de Santiago, que crecen, que pujan. El camino del cruzado John de Brienne, Alonso Díaz de Vivar, San Francisco de Asís, Juan de Gante, Enrique III de Inglaterra, Karol Woytila o Juan Pablo II …

CAMINO INGLÉS. Desde los puertos de A Coruña y Ferrol. Betanzos “dos cavaleiros”, donde el peregrino se sorprende ante góticas estrellas de David. Vía de John Goodyear, vía de irlandeses hermanos de los gallegos, camino desde el mar de Hamburgo. Camino boreal.

CAMINO DE LOS MARES DE AROUSA. Mar de bateas donde crece el mejillón y la ostra. La vieira, símbolo de la peregrinac

ión. Entrada por mar a la tierra de Santiago. Torres de Occidente centinelas de Iria Flavia. Desde Padrón seguimos los pasos de los discípulos del Santiago Zebedeo, Teodoro y Atanasio.

CAMINO PORTUGUÉS. Desde el sur. Tui y su joya románica y gótica hecha catedral. Porriño de granito, y Pontevedra, puente viejo y madre peregrina.

VÍA DE LA PLATA, desde tierras de Ourense pasando por Santa María do Sar y el Pico Sacro mítico, cerca de la Cidade da Cultura de Galicia y CAMINO DEL NORTE, camino primitivo que entra en la llave del Reino, Ribadeo, y se interna hacia el bosque sagrado de Augusto. Mondoñedo, rico en aguas, pan y latín; y Lugo, donde se expone permanentemente el Santísimo Sacramento.

Créditos
Deseño e programación: Samuel Martínez
Funciona sobre Wordpress


Close

· Información Legal
Proba Close

© GuiasdeGalicia.com 2011